El momento que hemos atravesado, exige que el Estado adopte medidas de emergencia para proteger a la población y esto ha obligado al mercado a adaptarse a los nuevos comportamientos de los consumidores. Sabemos que este proceso de reajuste para las microempresas es más difícil, precisamente, por el escaso recurso para mantener la estructura del negocio a puerta cerrada o con menos demanda. Para mantenerse cerca de los clientes, en comunicación e incluso vendiendo; durante años Internet y las redes sociales han jugado un papel fundamental (como hemos mencionado anteriormente: hay alternativas para aquellos que no disponen de la opción “online”) un canal muy fuerte y siempre con alguna novedad.

Entonces, para aquellos que buscan unirse a este canal o quieren mejorar, tanto en comunicación como en el mercado, aquí hay algunos consejos para que reflexiones sobre este proceso de hacer más rápido tu negocio online.

# 1 Descubre los canales de marketing online

Antes de explorar más sobre el consejo en sí, vale la pena recordar un aliado muy fuerte para las empresas en Internet, Google My Business, una herramienta gratuita y fácil de usar, en la que puedes registrar información sobre tu negocio (nombre, dirección, horario de apertura, fotos) y con eso estás presente en las búsquedas de Google y Google Maps. Esto hace que sea más fácil de encontrar en Internet, brindando más confianza al público, y en esta página también puedes recibir una evaluación y comentarios.

Pasando ahora al tema de marketing, sabemos que el comercio online ya es una realidad y en este momento de aislamiento social, expertos y emprendedores relatan la importancia del uso de los canales digitales y la entrega a domicilio para mantener las operaciones. Si estás ingresando a este proceso o deseas saber más, te explicaremos formas sencillas de exponer tus productos u ofrecer servicios en línea.

Algunos sitios web han abierto espacios para que otras empresas también ofrezcan sus productos, llamado Marketplace (que funciona como centros comerciales online). Existe un marketplace específico por segmento y también plataformas que agrupan a diferentes sectores, cada uno tiene sus propias políticas, tarifas, transacciones de pago, transporte. ¡Algunos requieren que ya cuentes un comercio electrónico y en otros, puedes ofrecer productos como persona física! Este canal te dará visibilidad, más aún si puedes entender y cumplir con los estándares que la plataforma pide para ganar más protagonismo, estar atento(a) al proceso de entrega y dar respuestas rápidas a los consumidores es fundamental aquí también.

Aún contamos con el gran potencial de las redes sociales, que además de contribuir a la comunicación de los productos y la marca, también es una vitrina excelente para fortalecer tus ventas. Cada red social tiene un propósito y un público objetivo específico, es importante dirigir tu energía y recursos al lugar correcto en ese momento.

Facebook es la red social más popular y accesible en este momento para los microempresarios y también el público en general, y un canal que cuenta con herramientas dirigidas a la empresa, por lo que es importante conocer algunos puntos:

  • Puedes tener una fanpage y agregar información sobre el negocio (dirección, fotos, descripción, horario de apertura).
  • Crear botones para dirigir a la audiencia a un sitio web o una forma de contactarte directamente.
  • Te permite generar contenido en tu página con textos, videos, fotos y enlaces, además de compartir con terceros en tu página (viceversa).
  • Hay grupos autogestionados por los usuarios para temas específicos e incluso compra y venta, según ciudades e incluso barrios, y esta es una forma de orientar tu contenido.
  • Es posible utilizar medios de pago para patrocinar las publicaciones y tener un mayor alcance y una mejor orientación al público que deseas.
  • Ofrece una pestaña como Marketplace, en la que se presentan al público los productos ofertados cercanos o de las páginas y grupos que acompaña la persona.
  • Necesitas más dedicación para ser relevante y llegar a más personas dentro de la red, pero te ofrece una serie de datos sobre tu página y tus accesos, que puedes usar para pensar estrategias y analizar los resultados.

Instagram, por su parte, es una red social que se ha popularizado, aunque aún no ha llegado a la gran mayoría, algunas personas ya están acostumbradas a la plataforma, la cual aún es usada como canal interactivo y de comunicación con los clientes. El acceso más común es a través de la aplicación móvil, pero también puedes administrar tu cuenta desde la computadora, el perfil empresarial permite más recursos y a medida que ganas seguidores, se ponen a disposición nuevas funciones. Algunos puntos sobre Instagram:

  • Diferencia el perfil personal del negocio, permitiendo el acceso a diferentes herramientas y datos para cada tipo de perfil.
  • Está más enfocado a lo vitual, por lo que las fotos y videos son lo más destacado de la plataforma, con poco texto y uso restringido de enlaces.
  • Uso frecuente de #Hashtags para identificar categorías o temas relacionados con el contenido publicado, con la posibilidad de que la persona siga estos # y no solo un perfil.
  • La herramienta “story” es uno de los grandes atractivos de la red, puedes publicar de manera rápida e informal tu contenido en fotos o videos y ponerlo a disposición de tus seguidores las 24 horas, allí podrás promocionar el producto, lanzar las noticias del día y es una alternativa para compartir publicaciones realizadas en el feed.
  • Restricción en el intercambio de contenido, siendo la historia la única forma en que tu público puede compartir tu contenido rápida y fácilmente.
  • La plataforma también te permite utilizar tu perfil de negocio como tienda virtual, pudiendo marcar los productos en las fotos, mostrando el precio e incluso la posibilidad de finalizar la compra por chat o en tu comercio electrónico.
  • Instagram también proporciona datos sobre tu cuenta, el alcance de la publicación y la participación de la audiencia.

Finalmente, WhatsApp, que surgió como una aplicación de mensajería, en la actualidad es muy popular entre los diversos perfiles de clientes y también ofrece buenas herramientas para promover y realizar ventas online. Es un canal más cercano al cliente, para poder enviar un mensaje es importante que ya tengas el número de la persona o pedirle a la gente que te envíe un mensaje para que puedas guardar su contacto. Algunos puntos:

  • La aplicación te permite enviar mensajes de texto y audio, así como fotos, videos e incluso archivos en otros formatos.
  • Puedes crear listas de difusión y enviar mensajes a varias personas de una sola a la vez, a todos los contactos de la lista, y luego puedes mantener la conversación y responder preguntas individualmente. Es posible crear diferentes listas de difusión, según la segmentación que quieras hacer para comunicarte con tus diferentes clientes.
  • Cuenta con el «Estado», al igual que la historia de instagram, puedes publicar fotos y videos que están disponibles hasta por 24 horas, en una pestaña diferente de los mensajes, las personas que tienen tu contacto guardado en el celular pueden ver e interactuar.
  • Permite realizar llamadas de voz y video, además de poder crear grupos para intercambiar información entre todos, pero ten mucho cuidado de no perder el control sobre las conversaciones grupales, invadir la privacidad o exponer el contacto de las personas.
  • Ofrece la opción de WhatsApp Business, excelente para automatizar mensajes, tener un perfil con abundante información para el cliente (horario de atención, dirección, descripción de la marca), permite crear etiquetas para identificar mejor a los clientes y personalizar aún más el servicio. Además de las otras funciones de la aplicación convencional.

# 2 Define el mejor canal para tu negocio

Dadas las posibilidades de los canales para dar a conocer tu trabajo y mercado en internet, aunque sabes que el uso de estos espacios puede ser complementario y no exclusivo, es importante definir cuál será tu prioridad. Algunos puntos que te ayudarán a definir tu canal principal para comunicarte y vender:

Piensa en dónde está más presente y activo tu público objetivo para relacionarse con tu marca y comprar

¿Cuál coincide o se adapta al producto y/o servicio que vas a ofrecer, qué formas de presentación, lenguaje y otros atributos te ayudan a comunicar tu producto en la red X o Y?.

¿Cómo alimentarás el canal para generar compromiso y mayor alcance, que será más fácil de operar, que requiere menos recursos, como tiempo o dinero?

¿Qué canal es más eficaz para tu objetivo de marketing o comunicación?

# 3 Alinear estrategias para el canal online

Es importante ser consciente de que una misma estrategia no siempre se ajusta a todos los canales, por lo que es necesario saber bien dónde quieres ofrecer tu producto, y es fundamental que se mantenga la esencia de tu negocio (posicionamiento, forma de comunicarse e interactuar) en todos tus canales, incluso el físico tradicional, para que tu cliente pueda reconocer la marca en cualquier lugar.

Especialmente en las redes sociales, crear una conexión con tu cliente es muy importante, así que prepárate para mantener tu discurso siempre alineado al publicar y responder comentarios. Las respuestas rápidas, transparentes y cara a cara te brindarán más participación y oportunidades de cerrar buenos negocios.

Organízate para que siempre puedas mantener bien alimentada tu página de negocios, crea un calendario de publicaciones, define los mejores horarios, que acciones puedes tomar para llegar a más personas (como sorteos y desafíos), crea una rutina con tu público, esto te ayudará a involucrarlos y también analiza si la estrategia adoptada está funcionando o qué necesita ser ajustada.

También puedes crear y compartir contenido interesante para tu cliente, que no necesita estar vinculado al marketing de tus productos, sino al propósito de tu negocio. En este momento de crisis, informar sobre los cuidados que son fundamentales y las acciones que se están tomando en tu negocio para garantizar la salud y el bienestar, puede generar más confianza a tu público, por ejemplo.

# 4 Organiza la transacción para vender

Ten en cuenta que para vender en línea aún necesitarás atender a las personas, responder preguntas, organizar pedidos, verificar la disponibilidad o el tiempo de producción de los artículos que ofreces, y en el momento en que las búsquedas de compras en línea comiencen a aumentar, es importante organizar cómo va a suceder esta operación. Desde tomar fotos, hacer videos de productos, crear publicaciones y responder al público, hasta recibir pagos y entregar pedidos. Todo esto requerirá tiempo y cuidado para no causar una mala impresión a tu marca.

Descubre sitios webs y programas que te ayudan en cada parte de este proceso, más aún si trabajas solo en tu empresa, hoy en día plataformas gratuitas para mejorar las fotos o crear un contenido creativo para publicar (como Canva), consulta las herramientas para programar la publicación e incluso el uso de chat boot, además de bancos online para que puedas recibir pagos de forma sencilla y sin pagar comisiones en algunos casos.

Y para finalizar la venta online, el factor clave es la entrega, hoy en día es fundamental cuidarse de la transmisión de COVID 19 y estar pendiente de otros requisitos del cliente, como el plazo de entrega y el valor del flete. Para ayudarte en este proceso, analiza la región en la que quieres trabajar y cuál es la mejor manera de llevar tu producto, puede ser desde mensajeros en moto hasta el uso de oficinas de correos y otros transportistas, investiga y analiza la mejor opción en caso de que el cliente no pueda retirar su compra en tu empresa.